Review: OSP Dolive Stick. Bye bye 2017. Welcome 2018

Se acabó. No saldré en busca de lubinas en los días que quedan de año. Las últimas salidas de este 2017 fueron las del pasado fin de semana. Una salida a slow jigging el sábado 23 por la tarde, la primera de mi vida, y una a spinning en la madrugada del día de noche buena.

Al ser la última entrada del año, no sabía si dedicarla a hacer un balance del año, desde que comencé con la aventura de redactar este blog, o, por el contrario, tratarla cómo una entrada que tenga algo de contenido y que os pueda aportar algo más… al final me quedo con la segunda opción, por lo que daos por felicitados y espero que le saqueis algo de interés a estas lineas.

En cuanto a la práctica del slow… hacia tiempo ya que tenía muchas ganas de probar esta modalidad, la cual es una completa desconocida para mi, y este fin de semana tuve la suerte de conocer los principios básicos de la mano de una persona a la que tenía muchas ganas de conocer hace tiempo. Kiko Lopez Piñeiro, del blog Salitre. Para mi, todo en referente en la práctica de slow jigging y spinning, una enciclopedia andante de la pesca y, ahora, un referente también cómo persona.

IMG_2022Salimos desde el puerto de Pedras Negras, en San Vicente Do Mar, y nos dirigimos a algunas de sus marcas, pero, pese a que la sonda marcaba bastante actividad de pez pasto, el movimiento de depredadores era inexistente. Ni están ni se las espera… una caballa y dos picadas perdidas, que no tenían pinta de lubinas, fueron el balance de la tarde. No obstante, fueron un par de horas muy productivas. Desde el primer momento Kiko se preocupó de transmitirme los aspectos fundamentales del manejo del jig, cómo se producen las picadas y cómo maximizar las clavadas. Intercambiamos ideas, opiniones y experiencias… la pesca era lo de menos.

IMG_2014El día de noche buena me desperté temprano con la idea de salir a la costa y buscar golpe de mar, no obstante estaba la cosa muy parada. Me paré en varios spots que frecuento pero no me gustó lo que vi, así que en el último momento conduje de vuelta y me lo jugué todo dentro de la ría en aguas paradas y cristalinas con equipo light.

Siendo sincero no esperaba tocar escama. Me decanté por una zona mixta de playa y canales de piedra sumergida y me puse a pescar con vinilo y cabeza plomada de 15g… mala idea. La zona no se prestaba a ello y un par enganchones enseguida me sacaron la idea de la cabeza. Me decanté entonces por utilizar los Dolive Stick de 4,5″ (11,5 cm) en color “Neon Wakasagi” de la marca O.S.P. Lures. Un vinilo que va muy bien en agua cristalina.

IMG_E2216El montaje mas popular para estos vinilos es el “weightless”, es decir, montado sin plomar… y esto puede estar bien en verano pescando zonas muy paradas en ría de poco calado, no obstante, el montaje más versátil, desde mi punto de vista, es el montaje texas con anzuelo plomado.

IMG_E2218Este tipo de montaje me permite, en primer lugar, realizar lances más largos, además de una pesca más rápida y dinámica. Cuando prospecto zonas mixtas o zonas de playa, quiero que el vinilo toque fondo y levante arena bruscamente en la arrancada… y para esto es fundamental contar con un mínimo peso.

La versatilidad de este vinilo permite casi todos los montajes. Montaje Carolina, Wacky o una simple Cabeza Plomada. Dispone de una hendidura a lo largo del lomo para ocultar el anzuelo y varias perforaciones que permiten montarlo en diferentes posiciones y adaptarlo a todos los montajes. Mi opinión, después de probarlo de todas las formas posibles, es que es un vinilo que pesca en caída y, cómo tal, es para trabajar poco plomado, con caídas lentas haciendo rolling y golpes de muñeca que provocan movimientos erráticos de slalom. Por 10€ la bolsa de 7 uds, es una opción a tener muy en cuenta… sobretodo porque, al menos yo, pierdo muy pocos.

IMG_E2214Si este tipo de vinilos no se adapta a vuestro tipo de pesca, os recomiendo un shad muy discreto (imagen superior) que si suelo montar con una pequeña cabeza plomada  de  5 a 7g y que me da también buenos resultados. Se trata de los Easy Shiner de Keitech Custom Worms en tamaño 4″.

Para montar los Stick, utilizo, en mi caso, anzuelos 3/0 y 4/0 T-Swimbait OH1500 de la casa OMTD Hooks con 3,5 y 5g de peso respectivamente. Los he elegido porque el peso del anzuelo se aporta con tungsteno, es decir, más masa en menos volumen, lo que me permite realizar presentaciones más delicadas y/o realistas en el tipo de escenarios en los cuales los utilizo.

IMG_E2219No son baratos… 8€ por 3 anzuelos, pero hay que reconocer que es difícil perderlos y que, después de mucho tiempo de uso, la corrosión es inexistente. Por otra parte, el sistema de anclaje, mediante muelle, del vinilo al anzuelo es muy poco invasivo. Esto me permite cambios de vinilos muy rápidos y sin apenas deterioro.

IMG_2181Lo más importante… ¿Pescan? Claro que pescan. Manejados con lentitud, con pequeños toques y dejándolo tocar el fondo en largas caídas son letales. Es cierto que es un vinilo bastante técnico, es decir, no sirve utilizarlo de cualquier manera. Si no se usa correctamente, el índice de éxito, comparado por ejemplo, con un shad, es notoriamente menor. Mi consejo, en base a mi experiencia, es que no tengáis prisa. Requiere lentitud. Es una pesca muy calmada.

Os aseguro que están muy difíciles. Hay muchas opiniones al respecto a cerca de los motivos… muchos hablan de freza adelantada, otros muchos hablan de escasez de peces, otros de falta de temporales… para mi, lo principal es la falta de lluvias que causa todo lo anterior. La temperatura del agua estaba, el pasado sábado, por debajo de los 12º dentro de la ría, cuando lo normal es que en invierno oscile entre los 15 y 17º, y, con esta temperatura, la actividad de los depredadores es mínima. Es necesario el aporte de la lluvia y del cauce de los ríos para elevar la temperatura del agua. Mientras la temperatura del agua no suba por encima de los 14º el movimiento de los peces va a ser mínimo.

IMG_2182Con estas condiciones me doy por satisfecho. Tuve dos picadas. La primera en caída, de una lubina de talla estándar (los róbalos los doy por imposibles… de esos si que hay escasez) y la segunda de un bonito Corujo (Scophthalmus rhombus). Es la primera vez que disfruto de la captura de un “Flatfish” pescando a spinning. La picada fue con el vinilo apoyado en el fondo en arrancada y, la pelea, no muy relevante. Es un pez que, cómo captura de spinning, donde más gana es en la mesa.

IMG_2113Ambos peces los clave  en un cambio brusco de profundidad que se produce a unos 15 o 20m de la orilla. Los dos se encontraban en el escalón que forma el fondo. Punto caliente que hay que machacar sin piedad en días cómo estos, puesto que es donde más probabilidades tenemos de hacer pasar el señuelo por delante mismo del morro de los peces y, tal cómo está el tema, o le dais en el morro con él o será muy difícil que se mueva a cogerlo.

Cerramos el año. Os deseo que lo terminéis de la mejor forma posible y comencéis el próximo de la misma manera. Si la lluvia no nos da tregua durante un par de semanas quizás tengamos un buen año próximo de spinning. Un saludo y felices fiestas.

4 comentarios en “Review: OSP Dolive Stick. Bye bye 2017. Welcome 2018

  1. boris lopez fernandez

    Como me molan esos anzuelos. Yo tambien los he comprado pero creo que de la casa owner en lured fishing for bass. Una tienda de UK. Un saludo OscR. Felices fiestas con freixenet😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s