Blog

KRID LifetimeFishing - Spinning




De cómo acabar gastándose una pasta en un paseante “PATA NEGRA”. TOP 6. Review

La pregunta es obligada, la respuesta es obvia: ¿Es necesario? NO, no es en absoluto necesario gastarse una pasta en un paseante de superficie. Existen opciones en el mercado muy asequibles con un desempeño más que aceptable… sin embargo, la realidad es que los paseantes de alta gama siguen teniendo un mercado enorme, siendo incluso en ocasiones, muy difícil encontrar disponibilidad de stock en ciertos modelos o libreas.

El hecho es que, antes o después, casi todos acabamos con uno o varios de estos paseantes en nuestra caja de señuelos… las razones son varias y de índole muy diversa, pero, casi todas, confluyen en la misma meta final: La promesa de capturar más peces y más grandes… y es innegable que hay artificiales más efectivos que otros, de la misma forma que hay colores más efectivos que otros, pero, pasado el tiempo, te das cuenta de que ningún artificial te garantiza las capturas que buscas, de que cualquier señuelo es efectivo en el lugar y/o momento adecuado y de que, dichas capturas, solo llegan con constancia, dedicación y horas.

Los minnows, por su simplicidad, suelen ser el primer paso de todos aquellos que, en algún momento de nuestra vida, decidimos comenzar a practicar la pesca con señuelos artificiales, es por ello que, no hace tantos años, a la acción de pescar a spinning se la denominaba rapalear y, a los que realizábamos tal práctica, se nos conocía cómo rapaleros.

Recuerdo aquellos años con cariño… dedicaba más tiempo a la pesca submarina que al spinning, había menos fotos, más peces y, mi caja de señuelos era muchísimo más humilde. Un Rapala Countdown de 9cm (color TR), un bolo francés y una ondulante Toby de Abu Garcia… y pescaba… vaya que si pescaba… en mucha más cantidad que hoy en día, independientemente de las condiciones del mar, de la marea o de la luna. No obstante, la evolución en la pesca con señuelos artificiales es más que palpable… tanto que, quizás, los minnows ni siquiera son ya, y esto es solo una sensación o apreciación de cosecha propia, los señuelos más utilizados, a nivel global, para la pesca de depredadores desde costa.

Desde mi punto de vista, hay dos hitos muy importantes que han marcado la evolución del spinning, en lo que a señuelos se refiere, a lo largo de la última década. El primero de ellos, protagonizado por la proliferación de los señuelos blandos, los “soft lures” con o sin cabeza plomada. El segundo, en el que, en mi opinión, todavía nos encontramos plenamente inmersos, es el de la popularización de los lipless, es decir, señuelos sin babero, tanto hundidos cómo de superficie.

Mas reciente, y a la espera de ver si “cuaja”, es la irrupción del Shore Slow Jigging o Shore Jigging en España, el remake de la pesca con chivos tradicionales que, si bien, hace un par de temporadas, tuvo una puesta en escena fulgurante, parece haber sufrido un franco estancamiento, pese a sus posibilidades. Quizás por su caracter técnico, quizás porque, simplemente, el mercado no está, a día de hoy, lo suficientemente maduro cómo para ser capaz de absorber tal cantidad de técnicas y señuelos en una franja temporal tan corta.

Dicho esto, innegable es que, hoy por hoy, en mi opinión, el recorrido básico de cualquier pescador debutante, se inicia con la tenencia de señuelos duros con babero, prosigue con la adquisición de vinilos plomados y pasa, de forma generalizada, a la compra de uno o varios señuelos de superficie, momento en el cúal, una parte importante de los pescadores, los que saben parar a tiempo, se estanca y, otros, los que no sabemos, acabamos tarados y con baúles de señuelos de 1000 tipos diferentes…

No tengo muy claro si, con una publicación de este tipo, contribuyo a que os convirtáis en uno u otro tipo… la intención inicial, al menos, es que esto sirva, únicamente, cómo “guía” para que la elección de un paseante, decididos a realizar una inversión salientable en un señuelo, sea más sencilla, sin que sea necesario adquirir y probar cada uno de ellos… para eso estamos los tarados…

El primer paso es sentar las bases, en cuanto a los “diferentes tipos” de paseantes de superficie que podemos encontrarnos en el mercado y tener claro que nos aportan las características de cada uno de ellos. En base a mi forma de entender la pesca en superficie, hay únicamente dos tipos de paseantes. Señuelos con desplazamiento lateral amplio y señuelos con desplazamiento lateral cerrado. Ya, dentro de cada uno de estos tipos, encontraremos opciones silenciosas o con ratling pudiendo decidirnos por una u otra opción en función del gusto personal de cada uno, de  nuestra experiencia, de la especie, de la actividad y/o de las condiciones del spot en las que nos encontramos.

Quizás sea una división demasiado pobre… pero no veo la necesidad de complicarlo más. Los señuelos con un WTD muy abierto serán los más adecuados para aguantar condiciones de már adversas, los  que desarrollen un WTD de mayor avance (más cerrado) serán los más adecuados con poco o muy poco mar. ¿Por qué? Por dos razones muy claras. La primera tiene que ver con el agarre del señuelo al agua. A mayor desplazamiento lateral, más agarre. Aguantan mejor la ola sin despegarse de la superficie del agua. La segunda es una mera cuestión de naturalidad. A menor avance, en aguas paradas, el depredador tiene más capacidad de observar el señuelo y detectar el engaño.  En estas ocasiones, en mi opinión, son aconsejables señuelos que se desplacen a mayor velocidad, con un WTD más cerrado.

¿Con o sin ratling? El ratling, es un factor que, para mí, tiene muy poco que ver con el señuelo en si y mucho que ver con la visibilidad/ transparencia del agua y agresividad de los peces. Es cierto que, personalmente, suelo optar por paseantes sin ratling, pero no deja de ser algo subjetivo. El ratling, cómo tal, es un reclamo, un incitador que utilizo cuando creo que el movimiento del señuelo no resulta lo “suficiente atractivo”, por si solo, para llamar la atención. En agua “sucia”, en rompientes de playa, en condiciones de espuma o de profundidad… siempre hablando, en exclusiva, de lubinas.

La mayor parte de los señuelos de los que os voy a hablar, ni siquiera son señuelos novedosos. Muchos sobradamente conocidos, muchos con años de comercialización a sus espaldas. Simplemente es un listado de los 6 paseantes de superficie, de alta gama, que más he utilizado y más utilizo en el momento actual, incluyendo algunas apreciaciones sobre ellos que puedan servir de indicativo a quien se plantee la adquisición de uno en concreto y tenga dudas. Todos lanzan bien, todos se mueven bien… y todos pescan… estaría bueno que no lo hiciesen costando lo que cuestan. Son apreciaciones subjetivas que os pueden guiar a la hora de relacionar la opción más adecuada en base a vuestro escenario de pesca.

No son los únicos, además de estos, hay toda una serie de paseantes del mismo rango, y otros tantos de “gama media”, que protagonizan, en mayor o menor medida, parte del tiempo que dedico a la pesca en superficie de depredadores, ya no solo de lubina, también, eminentemente, de black bass. Sin embargo, si algo sucede con la gama media, es que “las equivocaciones” duelen menos. No es lo mismo arriesgar entre 10 y 14€, que arriesgar entre 25 y 30€.

Hablaré, únicamente, de señuelos hasta 120mm, válidos, por supuesto, para pescar en pedrero… pero de uso preferente en rías y playas a resguardo, en las cuales desarrollarán todo su potencial. Particularmente, si tengo que decantarme por paseantes para aguas abiertas, suelo optar por paseantes de mayor tamaño y una acción menos sutil. Tales cómo el Patchinko 140.

1. Whiplash Factory Live Wire 100

Quizás no sea el más famoso de la familia, puesto que, sin duda, corresponde a su hermano mayor, más corto, rechoncho y pesado. El más que nombrado Spittin Wire… no obstante, la fama es una cosa y la realidad es otra… que, en muchas ocasiones, puede ser bien distinta.

Para mi, el Live Wire de Wiplash Factory, es, cómo mínimo, igual de bueno que el Spittin y, para mi forma de pescar y en mis escenarios, simplemente tiene un desempeño superior. Más sutil, con una silueta más esbelta y menos pesado, más ágil y rápido en los cambios de dirección… sustancialmente mejor, en mi opinión, en aguas de ría y más efectivo en zonas con mucha presión de pesca, lo que, en definitiva, lo hacen, bajo mi punto de vista, ser un señuelo más versátil que el Spittin, de hecho, he acabado por decantarme por esta opción.

Un señuelo muy efectivo, también, en agua dulce, con el Black Bass cómo objetivo, donde se ha ganado dosis de fama relevantes por su efectividad con estos peces.

Existe ya una versión de 87mm de este señuelo, orientada, quizás, a especies cómo el Kurodai, de boca más pequeña, igualmente válido, sin embargo, para nuestra lubina atlántica, no obstante, en el momento de redactar estas lineas, todavía no se comercializa. Disponemos, por ahora, del Live Wire en 100mm, 13,4g y triples Owner ST46. 5mm más largo que un Spittin y 2,1g menos pesado. Esto hace que, en mi opinión, deslice mejor y salpique menos, manteniendo, sin embargo, el rolling que ha hecho tan famosos a estos señuelos. Con cada tirón, el artificial rota en su eje horizontal unos 60 o 70º, mostrando los flancos mientras desliza sobre la superficie del agua, al mismo tiempo que describe un WTD muy abierto y con escaso avance.

¿Un color favorito? Sin discusión. El 19CHC, conocido cómo “Abra Katabira” (Abracadabra), que ha demostrado su tremenda efectividad a lo largo del tiempo. Ante la imposibilidad de encontrar este color, os recomiendo el “blanco translúcido”, en libreas cómo la 05WHC y la S10CHC.

2. Ultimate Fishing Asturie 110

En mi opinión, junto al Live Wire de Whiplash Factory, conforma un dueto que se sitúa, hoy por hoy, en el TOP 3 de paseantes de superficie del mercado. No podría decir cual de los dos es mejor… o peor, simplemente porque no son productos que se puedan comparar. Cuando hace años comencé a pescar con el Asturie, desde el primer momento, lo encasillé cómo un paseante para aguas paradas, quizás por compararlo inconscientemente con el Patchinko, tambien de Ultimate Fishing.

Nada más alejado de la realidad. Podríamos decir que esto es así, en el caso de estar refiriéndonos a su hermano pequeño, la versión de 90mm, que, con recogidas pausadas, marca la diferencia en estas condiciones, sin embargo, la conclusión es completamente errónea en la versión de 110mm. Gana cuerpo y gana agarre… de hecho, es un paseante que aguanta bastante mar… aunque bastante menos que el Live Wire. Su punto fuerte, desde mi punto de vista, son los días con mar de viento, en los cuales la superficie del agua se riza.

Su movimiento es muy característico y varía sustancialmente con el tipo de recogida. Manteniendo la puntera “elevada”, describe un WTD de menor amplitud que el del Live Wire y de mayor avance, es decir, el número de Z´s por metro de recuperación es menor, no obstante, con cada desplazamiento lateral, describe un “movimiento pendular”, sacando la cabeza del agua con pequeños saltos, imitando a la perfección a un pequeño pez que intenta brincar fuera de la superficie del agua.

Manteniendo la puntera baja, incrementando la brusquedad de los golpes de muñeca y ralentizando la cadencia de la recuperación, la amplitud de las Z´s aumenta. El señuelo rota mostrando ligeramente los flancos, además de  sumergirse intermitentemente. Recogida de manual cuando detectamos una ausencia total de actividad de depredadores, imitando, en este caso, a un pequeño pez pasto que se desplaza lentamente rompiendo la superficie del agua.

Señuelo, estéticamente, muy agradable, además de versatil, con un lance, para la opción de 110mm, desmedido. Su aerodinámica y característica forma, así como los 16,5g de peso, lo catapultan a distancias estratosféricas. ¿Triples? Los ya consabidos TS21 de Decoy… que tienen, cómo todos, ventajas e inconvenientes. Triples ligeros, que no degradan el señuelo con el roce y “resistentes” a la oxidación, sin embargo, en mi opinión, mejorables en cuanto a resistencia y clavada

3. Ima Pugachev´s Cobra 90

Durante años, con el Pugachev´s Cobra, se me ha presentado la misma duda. ¿Me quedo con el Sammy, o me quedo con el Cobra? Hoy por hoy, creo que el Pugachev´s es mejor señuelo que el Sammy, aunque esta es una mera cuestión de gusto personal. Son dos señuelos muy parecidos, siendo el Pugachev´s, en mi opinión, un señuelo netamente igual, pero ligeramente más refinado.

Muy sutil en su desplazamiento, sin apenas desplazar agua. Lo más salientable de este señuelo es, quizás, el control, la repetibilidad y la estabilidad de nado, independientemente de la perfección de la recogida, de hecho, quizás sea el paseante más sencillo de mover y manejar que yo conozca. Toma su nombre de la famosa y complicada maniobra de aviación militar “Cobra”, realizada, por primera vez, por el piloto soviético Viktor Pugachev. Esta maniobra consiste en un giro brusco, en vuelo, que coloca el avión en vertical para, después de unos segundos, volver a su posición horizontal. Es una maniobra muy técnica y que requiere de mucha precisión para ser ejecutada, de ahí que IMA encontrase “similitudes” entre la acción del señuelo y dicha maniobra. 

La precisión, la repetibilidad, la estabilidad… son factores que pueden contemplarse desde un punto de vista positivo o negativo. Por una parte, el señuelo se mantiene imperturbable, desarrollando un WTD de manual que parece venir programado de fábrica, ajeno a nuestra pericia para animarlo de la forma correcta. Por otra parte, es un señuelo muy “rígido” y nuestra capacidad de decisión es limitada. No permite introducir demasiadas variaciones en su acción.

90mm, 12g y triples Owner ST46. Con un lanzamiento muy bueno. No tiene ratling, por lo que su desplazamiento tranquilo y silencioso le hacen perfecto para pescar en aguas paradas y/o presionadas.

4. Megabass Dog X Quick Walker 87

El “caminante rápido”, exitoso modelo de la serie Dog X de Megabass, que incluye diferentes versiones con diferente distribución interna de pesos. Comparado con el Dog X Speed Slide, en el diseño del “Quick Walker”, el peso interno se ha desplazado hacia la parte posterior del señuelo, de tal forma que su posición en la superficie del agua sea sustancialmente diferente. El Speed Slide reposa en la superficie, completamente en horizontal, mientras que el Quick Walker lo hace en una posición de 45º con respecto a la superficie.

Estéticamente poco agraciado… pero eso no es lo que cuenta… 87mm y 10,5g que, dotados con STM de tungsteno, se lanzan muy bien. En esta versión, al hundirse la parte trasera del señuelo en el agua, se consigue aumentar la resistencia al desplazamiento, forzando al señuelo a describir Z´s de mucha amplitud sin apenas avance. Es un señuelo muy nervioso, con desplazamientos cortos y rápidos. Si el Pugachev´s Cobra 90 de IMA es un señuelo de desplazamiento sutil, este Megabass es todo lo contrario.

Reclama atención y lo consigue. Un sistema de orificios en las branquias funciona cómo “ratling natural” con cada golpe de muñeca, al mismo tiempo que levanta una pequeña cortina de agua en cada quiebro. 

Ideal para peces activos y agresivos, muy efectivo con lubinas de pequeño tamaño que, habitualmente, se mueven en grupo. Un caramelo en lo más profundo de la ría y en las desembocaduras. Lo utilizo cuando detecto bolas de pez pasto de pequeño tamaño cerca de la orilla.

5. Megabass/ Nada Crow 90

La marca Nada, se corresponde con “la marca blanca de Megabass”. Desarrollo de Megabass, producción supervisada por Megabass… pero precios más populares con la intención de acceder a una franja de mercado a la que no pueden optar con productos comercializados directamente bajo el paraguas de la marca Megabass… sin dejar de ser, en mi opinión, un producto de alta gama.

¿Cómo definir este señuelo? En muy pocas palabras, podría decirse que “es un Pugachev´s Cobra con sonajero”. Mide los mismos 90mm y pesa un gramo más (13). Ligeramente más afilado en su parte trasera, con una forma menos refinada y una transición más agresiva entre la panza del señuelo y la cola que, sin embargo, no tiene, a simple vista, una incidencia salientable en el tipo de acción que desarrolla este señuelo con respecto al Cobra. Misma sutileza en el desplazamiento, misma amplitud en los quiebros, misma estabilidad de nado. La única diferencia es el ratling, perfectamente audible en cada tirón seco que propiciamos al señuelo. Más asequible que el Pugachev´s, rondando los 10€ en Japón y los 15-18€ en Europa, situándose, por tanto, un escalón por debajo, en cuanto a precio, respecto a otras opciones.

Lo comentado, entonces, sobre el Pugachev´s, tiene total aplicación sobre este señuelo… sin olvidarnos de que se trata de un señuelo “ruidoso”. Lo utilizo en los mismos escenarios que el Cobra, pero con diferentes condiciones de agua. Más agitada, sucias, tomadas o con cambios de luz.

6. Ima Pockey 120

Mide 120mm, monta Owner ST46 del número 4 y pesa 16g. Muy buen lance, cómo todos los señuelos de esta lista. Estéticamente, no es santo de mi devoción… pero no es a mi a quien tiene que gustarle…y, a las lubinas, les gusta. No es de extrañar, porque esta es otra maravilla de diseño de IMA.  Si el Pugachev´s, es un señuelo que parece imperturbable al tipo de recogida, el Pockey representa el extremo opuesto. Un paseante muy técnico, con un abanico de posibilidades muy amplio, desde una acción WTD de manual, a una combinación caótica e inverosímil de poppeos, Z´s de mucha amplitud, Z´s cerradas y franjas de desplazamiento bajo la superficie.

Para mí, es un señuelo a tener muy en cuenta, fundamentalmente por la particularidad de su acción. No conozco nada que se mueva igual, ni siquiera de forma parecida, es absolutamente diferente a cualquier paseante que haya tenido en mis manos… y esto me pasa, únicamente con tres señuelos: Live Wire, Asturie y Pockey. Los 3 modelos se alejan completamente de la acción de WTD estándar.

Que un señuelo se convierta en el modelo a imitar suele ser un buen indicativo. Habitualmente, puedo sacar parecidos a cualquier señuelo de superficie, compararlos con señuelos de otras marcas, sacando similitudes y diferencias… en el caso de estos 3, solo puedo compararlos con algunos de los clones que pululan por el mercado.

Estos son los 6 paseantes “pata negra” que SIEMPRE me acompañan en mis salidas de pesca, de los 10-12 que suelo llevar conmigo habitualmente. Hay más… a los que, con menos frecuencia, dedico parte del tiempo de mis salidas. Patchinko, Z-Claw, Gunfish, Fakie Dog… son señuelos que utilizo, muy competentes, pero que, sin embargo, no pasan tanto tiempo en mi grapa. Cuestión de gustos, de confianza y de experiencias vividas con unos u otros.

Si os planteáis adquirir algunos de los señuelos de la lista, lo sensato sería seleccionar una opción silenciosa y una opción con ratling. En este caso, Live Wire y Asturie serían, sin duda, mi opción. ¿Si tuviese que elegir uno solo? Probablemente me quedaría con el Asturie, por una cuestión de versatilidad, ya que me permite un rango de acciones más amplio en función de mi necesidad, no obstante, son elecciones de compromiso. Si me plantease pescar, por ejemplo, únicamente, en la profundo de la ría, en desembocaduras y pequeñas playas someras, Quick Walker y Pugachev´s serían mi primera elección… no hay una regla rígida, y la elección de uno u otro suele ser cuestión del feeling del momento en cuestión.

Finalmente, todo se trata de priorizar. De invertir recursos en aquello que creemos que nos va a dar el mayor retorno posible. Si dedicáis el 90% de vuestro tiempo a pescar en un tipo de escenario, el que sea, aseguraos de adquirir la opción que mas se adapte a ese escenario en cuestión, sin más. Existen señuelos que requieren mucha menos inversión y pueden complementar perfectamente ese 10% de tiempo que podáis dedicar a escenarios que se salgan de vuestra linea habitual de jornadas de pesca.

Espero que esta info os sirva, tomada la decisión de “fichar un galáctico” para vuestra caja de señuelos, aunque, en muchas ocasiones, los jugadores que hacen que un equipo funcione, no son ni los más caros, ni los de más fama… y todo se reduce a que “el entrenador” consiga hacerles jugar bien. Un saludo.

COMPARTIR

13 comentarios en “De cómo acabar gastándose una pasta en un paseante “PATA NEGRA”. TOP 6. Review”

  1. El Espetit de Fishus, los gunfish que mencionas pero cada cual en su talla porque segun medida son completamente diferentes, ykr acaba de sacar una ” version ” de 10 g del manic de duo flotante con una pintaza, alguno de evergreen, alguno de bassday y por supuesto todas las excelentes muestras de zenith, y es que paseantes hay para elegir y entre los caros muchos mas por supuesto, algun salt skimmer, y ya para muy sibaritas y que conste que no es nada caro ni dificil de manejar el jackall mudsucker 90 de 8 g o el 110 de 16 g en colores wakasagi o ayu o los mismos colores en head con el cuerpo transparente, esos son veneno puro…un saludo.

    • El Espetit no es un paseante al que le vea “algo especial”. Está bien, es un paseante correcto que lanza bien, se mueve bien… pero no lo cambio por un Asturie. Habrá quien si lo haga, cuestión de gustos.
      El paseante de YKR tuve la fortuna de verlo hace unos meses, junto con las demás novedades de la marca para este año, y ya le dije a Eduardo que era todo un acierto. Lo están haciendo bien, siguiendo una linea de producto que yo considero muy acertada… aprendiendo a andar antes de correr. Seguro probare bastantes cosas.
      Un saludo,

      • Entonces ya somos unos cuantos los pescadores que no le vemos nada especial al Espetit yo tambien prefiero el asturie, las novedades de ykr las acabo de ver en la tienda pero los precios se van de madre, lastima…

  2. ¡Hola Oscar!

    Como todo en esta vida, es cuestión de gustos. Personalmente me gusta mucho más el spittin que el live wire. El lance es muy superior y los movimientos me parecen más sencillos de hacer y son más marcados. Que no quiere decir que sean mejores, pero al menos a mi, el zig zag cuanto más marcado sea más me gusta.
    El patchinko 100 es un titular indiscutible, parece mentira que algo tan ligero y pequeño se pueda lanzar tanto, por no hablar de su wtd, a ningún señuelo le hago dar tantos zig zag por metro. Es una pasada. Me tiene conquistado. Este año probaré el 125 que tambien promete dar jornadas de gloria. En cambio el asture… no me termina de conquistar. Ni el 90 ni el 110. Igual es que aún no le he cogido el punto. Yo aún sigo pensando que es un señuelo para aguas muy paradas por lo sutil de su movimiento pendulante, sacando y metiendo la cabeza del agua cual pececillo agonizando. Le tengo que dedicar más tiempo.
    El Pugachev va de lujo, lanza muy bien y tiene un movimiento que es muy efectivo. Ya son varias las veces que después de tirar de todo, cojo varias con el pequeño cobra verde y plata. Es un señuelo que funciona.
    El popopen, el carol, el z claw… son muchos y cada uno con algo que lo hace especial..
    Un saludo

    • Hola Guivi,
      No podrías haberlo expresado mejor… es puramente cuestión de gustos… pero es que tiene y debe ser así, de lo contrario sería muy aburrido. El Patchinko, en mi caso, es un señuelo que me rechazan mucho los peces. Mucho más que otros paseantes. Desata muchos ataques, pero fallo más peces en la clavada… al principio lo achacaba a los triples en curva hacia el interior… hoy por hoy creo que, simplemente, los peces, si están recelosos, en un buen número de ocasiones, lo atacan pero no lo cogen. Con el Popkey de IMA, consigo una acción muy similar a la del Patchinko y, al mismo tiempo, me da más versatilidad para hacer cosas diferentes con él.
      En cuanto al Spittin, no es ni mejor ni peor que el Live Wire… para mi, simplemente, es un paseante que se adapta mejor a aguas más abiertas que las que yo frecuento, y en las cuales, cuando voy, utilizo menos los paseantes. En este caso sí, cuando lo hago, me gusta el Patchinko, pero en su versión de 140mm.
      El Popopen, en mi opinión, es “otro más”, lo cual no quiere decir que no sea bueno, simplemente es un paseante de calidad más que no me aporta “nada diferente”. El Carol es un TOP que compite en el mismo rango que el Pugachev´s… y a mi me gusta más este útimo y ya, el Z Claw, llámame loco, pero prefiero la copia de YKR, la tengo desguazada y sigue cogiendo peces jajaja.
      Todas las opiniones son válidas, aquí no hay ni verdades ni mentiras.
      Un saludo amigo y gracias por pasarte y participar,

    • Muchas gracias Vicente,
      Todo depende de tu presupuesto y de lo versatil que quieres que sea el equipo. Lo ideal, desde mi punto de vista, es una caña con una acción máxima de 20 a 25g y de 2,40 a 2,70m.
      Dentro de estos parámetros, me vienen varias candidatas a la cabeza:

      – Megabass Astelion: Concretamente la AST-83L+ o la AST-86ML. Una muy buena caña relación calidad precio brutal. La ha traído Ultimate Fishing para esta temporada y a un precio muy competitivo (unos 80€ más de lo que te costaría en Japón). Creo que se van a vender bastantes más de unas cuantas esta temporada…
      – Megabass Shadow XX: Me refiero al modelo nuevo de la anterior Shadow XX, tanto la 87ML cómo la 96ML. Cañón… eso sí, casi 500€
      – Shimano Dialuna XR: La S900ML, por ejemplo (este es el modelo antiguo)
      – Shimano Dialuna S JDM: En este caso me quedaría con la 86L, hasta 21g. (Este es el nuevo modelo)
      – Graphiteleader Tiro Monster Rock: Solo la 832M

      Son todas cañas que cumplen los parámetros, de gama media alta y alta. Hay muchas más… Apia Foojin AD (La Flow Hunt o la Metro Knight), Morethan AGS (la 85ML), Morethan 92L (aunque esta ya roza los 2,9m), Hi Tide de Taiwalk (la 87ML)… y podría seguir… Existen tantas cañas cómo te quieras comprar.

      En gama más baja:

      – Seika R18 (Tienes Review en el Blog). El modelo de 2,70m y acción 5-28g (5-22 real)
      – New Crostage Seabass de MajorCraft. En este caso la CRX862ST, las demás, para mi gusto, son demásido parabólicas.
      – Solpara de MajorCraft. La 862ML SPX.
      – Crafty CRB4. El modelo Dart´n Spin 258M.
      – Crafty CRB4. El modelo de Light Game Sea Bass 240ML

      Aquí la lista es infinita… hay miles de opciones que pueden servirte. Cinnetic tengo unas cuantas y la relación calidad precio es perfecta. La R18, para mí, es una caña con un blanck increíble para light game… una vara super divertida a la que le he hecho auténticas burradas y sigue de una pieza.

      Un saludo amigo,

  3. Sin dejar de considerar acertada tu elección,a mi en particular,me sería muy difícil dejar fuera de ese Top-6 al Sammy , y al Patchinco 100.Aunque,como acertadamente apuntas, hay un elenco de 12-15 modelos (los ya citados,el Z-Claw,el Fakie-dog,el Gunfish,…) entre los que resulta ciertamente complicado elegir tan solo 6,y ahí es donde entra en juego el gusto personal de cada uno,que es algo que está más allá de cualquier argumento,a favor,o en contra .

    Saludos cordiales

    • Hola Justo,
      Es que si hago un TOP 10 es muy fácil…jajajajajaj por eso lo del TOP 6, para forzarme a elegir a mí mismo a meditarlo y tomar decisiones. Aunque no lo parezca, esto es un ejercicio personal que me obligo a hacer para priorizar. Me imagino situaciones, hago combinaciones de señuelos… y llego a conclusiones que me sirven a mí. Luego, si considero interesante algo de lo que se me ha pasado por la cabeza, lo comparto en este espacio para que pueda acceder a ello aquel al que le parezca mínimamente interesante.
      Muchas gracias por pasarte, como siempre, y un saludo amigo.

  4. Gran lista la que expones.
    Sin duda el Live Wire me ha dado alegrías en momentos en los que ha sido difícil engañar a las lubinas. Y además se mueve más fácil que el Spittin.
    El Asturie y el Patchinko también son geniales. Eso sí, al final todos apostamos por los que nos dan más resultado … y en muchos casos, es porque son los que más tiempo cuelgan de la grapa jejeje.

    Saludos

    • Tenlo claro Jose. Para mí, un señuelo es el no va más… y para tí es una porquería, y los dos tenemos razón. Cada uno monta en su grapa aquello que más alegrías le brinda.
      Un abrazo amigo.

  5. Feliz Año a todos y a ti en especial Oscar.La lista me parece perfecta…El Live Wire y el Asturie por aquí ,ASTURIAS,están más que comprobada su efectividad..Y el Patchinko,tengo más fe en el que confianza,lo has clavado…provoca muchos ataques pero un porcentaje demasiado alto de fallos…En cuanto al Sammy,Gunfish…con toda la fama que tienen,a mi no me ha dado resultado…Y la última incorporación es el Cobra…una maravilla verlo trabajar..
    Gracias por tu análisis,hace sentirme más tranquilo y seguro a la hora de poner en la caja los paseantes!!
    Para otra ocasión que tengas,me gustaría tu opinión sobre Jackall….
    Un saludo

    • Feliz año Chus,
      Supongo que te refieres al Mudsucker. En mi opinión, es un señuelo “similar” al Gunfish. Quizás con un movimiento ligeramente más cerrado que este último y, también, ligeramente más sutil, pero los dos producen ese “burbujeo” tan característico. Si los comparas, verás similitudes inmediatas.
      A ver que nos trae este año en forma de novedades… en lo que a superficie se refiere, creo que, únicamente, 2-3 señuelos que me apetezca probar.
      Un saludo amigo,

Deja un comentario

Y no hablo de dinero, que, la verdad, es que no tengo ni idea... aunque, supongo que, en estas fechas, habrá sido algo totalmente obsceno,
La pregunta es obligada, la respuesta es obvia: ¿Es necesario? NO, no es en absoluto necesario gastarse una pasta en un paseante de superficie. Existen
Una temporada más y me encuentro en pleno proceso de agrupar información, fotografías y conclusiones. Cerrados los cursos de agua trucheros, si los cauces dejan,

SUCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN