Blog

KRID LifetimeFishing - Spinning




The Assassin´s Clan. Review

80-99-129-140-163. Podría, facilmente, ser un número de teléfono yanki, pero no. Se refiere a las diferentes tallas que componen la gama del archiconocido Shimano Silent Assassin, un señuelo protagonista de innumerables gestas lubineras que le han llevado a cosechar dosis de fama entre los spinners de medio mundo. ¿Por qué? ¿Es tan bueno? Pues, cómo buen gallego, responderé con una pregunta ¿Cúal de ellos? Hay tantos… y no me refiero a una librea en particular… si no que, en realidad, estoy haciendo referencia a lo que realmente parece. 5 señuelos con el mismo nombre, 5 señuelos con 5 tallas diferentes, 5 señuelos que son completamente distintos.

Siendo sincero, no llego a comprender, cómo se pueden agrupar, bajo del mismo nombre, señuelos que no tienen nada que ver, en absoluto, los unos con los otros… aunque, si tengo que apostar, se me ocurre una razón bastante potente para ello. Entiendo que, para Shimano, es imposible definir una estrategia comercial y de marketing de cara a encajar y posicionar en el mercado cada uno de estos señuelos por separado, por lo que se toma la decisión de comercializarlos cómo tallas diferentes del mismo señuelo, beneficiándose, por otra parte, del tirón que ejerce la “marca Assassin”, posicionada cómo un referente a lo largo de los años.

La fama “Silent Assassin”, parte, realmente, del modelo 140. Un señuelo que se lanzó, para España, cómo novedad en el catálogo de 2012. Por aquel entonces en versión floating, 23g de peso y 6 libreas de color diferentes. Pecaban de fragilidad de babero y de acabados efímeros con el trato cotidiano que le damos a los señuelos en el norte… pero cómo pescaban… y no lo tenían fácil, ya que, en aquel momento, se situaron en el mercado como los “teóricos” sucesores del Hirame… y el listón estaba muy alto. Pasado el tiempo, el Assassin y el Hirame tomaron sendas diferentes. Hoy por hoy, ambos modelos se han actualizado. En el caso de Hirame con el lanzamiento el pasado de 2017 de su versión III (Hirame III), en el caso del Assassin con la extensión de su gama de tallas, acciones y acabados.

En lo que toca a España, un año despues del lanzamiento del modelo 140, se avanzó con el lanzamiento de la gama Assassin en 163mm, 32g de peso y 9 libreas diferentes. Un señuelo floating que tambien equipa el exitoso STM AR-C y que se proyecta por encima de los 60m. Una distancia más que respetable para un plug de sus características.

Y así nos quedamos… no obstante, la gama abarca bastante más… permitiéndonos disponer de un “Assassin” casi para cualquier situación. Siempre que puedo, prefiero pescar con las opciones sinking o suspending. Es cierto que todavía no me he encontrado con una versión sinking que mejore en acción a su versión floating, no obstante, prefiero intentar suplir la falta de acción con brazo. Más paradas, más toques de muñeca, twitching y jerking  más intenso… más trabajo para intentar desatar el ataque de un depredador… a cambio, más lance y más versatilidad a la hora de prospectar las diferentes capas de agua. Por ello, solo os hablaré de las versiones sinking o suspending, excepto en el caso del Assassin 160, disponible, unicamente, en versión floating.

Habiendo pescado e invertido horas en cada uno de estos señuelos, a nivel general, desde mi punto de vista, “asesinos de verdad” lo son 4 de los modelos que he probado. 99SP, 140F, 140S y 163F… entre los cuales, si tengo que decantarme por, únicamente, dos opciones, una para Light o Light-Medium y otra para Medium o Medium-Heavy, me quedo con la 99SP y con la 163F. Con la 99SP por ser, sin duda, la opción más versatil, con un tamaño reducido y solo 15 g, tiene, practicamente, el mismo alcance que un 140F o un 160F, permitiéndome cubrir un abanico de escenarios enorme. Por otra parte, siendo un SP, las opciones en cuanto a acción y animación, hacen que, desde mi punto de vista, nos encontremos ante el señuelo más completo de la gama. Con la 163F, por reinar en el mismo escenario y haber desbancado, en mi opinión, al Assassin 140F, no así al 140S, que pesca por su alcance, inaccesible a los demás señuelos de la gama.

El caso, es que comparando, a nivel babero, todos los señuelos, me doy cuenta de que, quizás, las dos opciones que más me gustan, 99SP y 163F, son las más parecidas en este aspecto. A nivel general, los baberos redondeados favorecen el rolling del señuelo por encima de la amplitud de su movimiento de wobbling, es decir, coleteo apretado y mucho giro en su eje longitudinal. Vibración de alta frecuencia y muchos destellos… una fórmula que funciona francamente bien cuando la temperatura del agua no es muy baja. En pleno invierno, sin embargo, me decanto más por señuelos con wobbling abierto a baja cadencia.

Uno por uno:

1.Shimano  Exsence Silent Assassin 80S AR-C

El más pequeño que nos podemos encontrar, podríamos pensar incluso, en que demasiado para utilizarlo en agua salada, no obstante, a mi me chiflan los señuelos pequeños… y si tienen este STM,  mucho más. “Cómo punto de partida, utiliza , siempre, el señuelo más pequeño/ ligero que te permita el pesquero” Esta suele ser una de mis directrices… (con seguridad tendrá muchas opiniones en contra) Esto no quiere decir que no utilice señuelos de 17cm o Chivos de 80g… simplemente, si las condiciones me permiten pescar con un 14cm, inicialmente, no pongo el de 17 y, si puedo poner un jig de 40g, evito, en la medida de los posible, utilizar uno de 80. Manías, creencias… ¿Quien sabe?. El hecho, es que siempre empiezo pescando con las opciones más ligeras que me permite el spot, para ir subiendo a opciones más pesadas/ voluminosas ante la ausencia de picadas.

80mm y sólo 10g, pero este pequeñin no se queda corto en distancia de lance para su tamaño. Con la vara adecuada, podemos proyectarlo, sin problemas, hasta los 50m… más que aceptable pescando en ría o desde playa. Monta 2 anzuelos triples ST-46 (en este caso del número 6), cómo casi todos los señuelos japoneses… algo inexplicable pero solventable sustituyendolos por otros de mayor dureza y durabilidad, aunque, teniendo en cuenta el tamaño medio de las presas a las que podemos optar en los escenarios en los que reina este señuelo, no tendría que ser necesario. Presenta un babero trapezoidal de bordes redondeados que lo dotan de una acción de wobbling muy marcada, bastante abierta para su tamaño, y un rolling ligero.

2.Shimano  Exsence Silent Assassin 99SP AR-C

Mi favorito sin ninguna duda. Disponible en opción floating, sinking y suspending, yo utilizo, en esta caso, la versión suspendida. 19 mm más y 5g, hasta situar a este plug en 99mm y 15g de peso, valores quizás más atractivos para el pescador de spinning estándar. La versión sinking es netamente igual pero con 2g de peso suplementarios, que no le hacen ganar lance… teniendo en cuenta, además, que sustituyendo los triples por unos más contundentes, se transforma automaticamente en slow sinking. Esta es la razón principal de que prefiera la opción suspending. Alcanza los 60-63 m de media… muy muy interesante. El crecimiento en talla, lleva aparejado un incremento en el tamaño de los triples que, en este caso, pasan a ser ST-46 del número 4. ¿ Donde funciona el 80, funciona el 99? La respuesta sería SI, siempre que se pareciesen remotamente en su acción… pero son el día y la noche. Esta versión de 99mm monta un babero, casi circular, que genera un movimiento de rolling muy potente y, un wobbling cerrado de alta frecuencuencia, todo lo contrario que su hermano pequeño. En realidad es un señuelo muy “Luciero”, pensado, en mi opinión, para ser manejado con muchísimo “Stop and Go”, twitching y una velocidad de recogidad netamente menor a la que utilizo con la versión 80. Cuando los peces están selectivos, en mi opinión, funciona mejor que este último, al menos hablando de lubinas.

3.Shimano  Exsence Silent Assassin 129S AR-C

Desde mi punto de vista, es un jerk puro. Dificilmente conseguimos sacarle mucho movimiento si nos limitamos a recogerlo de forma lineal. Requiere de brazo si queremos darle candela… aunque puede que la acción sutil que genera por si solo con una recogida lineal estándar sea la adecuada en muchas de nuestras jornadas, en las cuales los peces no están receptivos a perseguir señuelos de acción muy marcada. Lance desproporcionado y una talla “rara” que nos permite utilizarlo en un compendio de escenarios de pesca muy variado, desde una playa en pleno verano, a un pedrero en condiciones no muy duras en invierno. No obstante, siempre vinculo los señuelos de 13-14 cm a su uso preferente en las estaciones de Primavera y Otoño, cuando, en mi opinión, desarrollan su máximo rendimiento. La versión floating pesa 22g y arroja una distancia de lance media de 65-66m. Es quizás, la mejor opción para utilizar en pedrero y zonas complicadas. Baja bastante, entre 50 y 80cm. La opción sinking asciende hasta los 24g y gana 5 o 6m de lance, hasta los 70m de media. Yo lo uso en playa y zonas mixtas. Cómo rara es la media, raros tambien son los triples que monta, en este caso 3 ST-46 del número 5.

 4.Shimano  Exsence Silent Assassin 140S AR-C

Poco o nada se parece a su versión floating. Para ser sincero, es un señuelo que no me hace demasiada gracia… pero pesca. Es lo que yo denomíno un pescador de alcance, es decir, pesca porque conseguimos ponerlo en la zona caliente, inaccesible a otros minnows de nuestra caja con menos capacidad de lance, y, estando en ella, se mueve correctamente. Estéticamente, es un Tide Minnow rechoncho, salvando las distancias evidentes. En primer lugar es mucho más pesado, 26g de este Shimano contra los 22g del Tide Minnow 140 Flyer. Jamás conseguí pasar al Tide por encima de los 63- 64m de lance, sin embargo, el Assassin 140S se va, de media, hasta los 68-70m. Montan un babero casí idéntico, sin embargo, el mayor peso y volumen del cuerpo del Assassin 140S, lo hacen perezoso si lo comparamos con la acción de un slim. Los dos desarrollan un movimiento mayoritario de wobbling, en ambos casos centrado, sin embargo, el Assassin necesita de más trabajo, más acción, más cambios de ritmo y jerkeos para desarrollar el 100% de sus posibilidades. A nivel de rolling, la acción que demuestra el Assassin es mayor, quizás un señuelo más equilibrado… atendiendo a la casuística a la que se puede enfrentar un pescador de costa, cantábrica o atlántica.

 5.Shimano  Exsence Silent Assassin 160F AR-C

Únicamente disponible en opción floating… lo cual, para este talla tiene sentido, al menos para pescar en Galicia y/o Cantábrico. Es un señuelo que se mueve entre los 40 y 80cm por debajo de la superficie, ideal para pedreros costeros y, cómo tal, hacerlo sinking no aporta demasiado, a mayores de algunos metros de lance, a costa de perder mucha acción. De necesitar más metros, prefiero utilizar un señuelo más corto. No son zonas de demasiado calado, o en las que sea recomendable aventurarse a prospectar demasiado cerca del fondo, a no ser que no le tengamos demasiado cariño a nuestros artificiales… En estos casos, mejor jugarse las habichuelas con un vinilo o un jig… duele menos. 32g para un señuelo 10 cm inferior en longitud a sus teóricos competidores. Un Tide 175, por ejemplo, pesa 27g y un Tournament 170, sucesor del Saltiga, 28. Pesa más, incluso, que el Gudari (30g) o que otros señuelos de 17 cm cómo el Duel Hardcore (25g) o el Max Rap (28g). Estos gramos suplementarios lo catapultan  por encima de los 62m de media, más que cualquier otro de esta lista, quizás empate con el YKR Crack 175F, tambien de 32g de peso… pero, en mi opinión, con una acción superior y más refinada que la de este último (sin olvidar que cuesta el doble..). Shimano desarrolló este señuelo buscando el equilibrio entre tamaño y lance, y está claro que lo han conseguido. Con 23mm más que el Assassin 140F, el 163F solo sacrifica, de media, 1m en distancia de lanzado, no obstante, lo hace a costa de ceder cierta agilidad. Me hubiese gustado que se moviese más a baja cadencia. Hace falta tirar de repertorio para darle la vida que nos entrega un Tide o un Max Rap con valores idénticos de recuperación, no obstante, gana en estabilidad. Su tamaño le lleva a surcar, sin inmutarse, condiciones de mar que un Tide no se atreve ni a soñar.

¿Libreas? La imagen de cabecera lo deja claro, ¿no? El 05 “Whiting” es mi favorito para este señuelo, seguido de este 14T “Silhouette Black”. La naranja mecánica , el 05, me ha dado grandes resultados pescando en condiciones muy diferentes, desde aguas claras a tomadas y en condiciones de luz muy diversas… sin embargo, el punto fuerte de este color son las playas de arena y los cambios de luz. Les gusta… especialmente las tallas 80 y 99, tienen un desempeño sobresaliente.

En pedrero, las opciones más recurrentes serán la 140 y la 160. Para la talla 160, hace ya una temporada, Shimano lanzó al mercado una edición especial denominada “Winter colors” con 4 libreas sensacionales. 01T, 02T, 03T y 04T. De entre todas ellas, la 01T “Real Sandfish” y la 02T “Buriko Pearl”, son, en mi opinión, sobresalientes. La primera para cualquier tipo de condición, la segunda para pescar en amanecida, anochecida o noche cerrada.

Los clásicos, por otra parte, siguen funcionando. Imposible olvidarse, en la gama tradicional de libreas, del 06T (cabeza roja y cuerpo blanco hológrafico) que, en espumeros, hay días que resulta cómo indiscutible triunfador, así cómo la 01T y 03T, los típicos colores naturales de sardina y muil, que emplearemos en condiciones de agua clara. Nada nuevo en este sentido…

Grandes señuelos con un gran desempeño. Cómo siempre procuro, más que testados. No obstante, cada uno de estos señuelos necesita un tratamiento diferente para sacar el máximo de sus posibilidades. Se agrupan debajo de un mismo nombre… pero es lo único que tienen en común. Cada situación os pedirá uno u otro… elegid bien.

COMPARTIR

4 comentarios en “The Assassin´s Clan. Review”

    • En Miami te será mucho más fácil que aquí Alberto jejej. Seguro que las cosas están mucho mejor en cantidad, variedad y tamaño. Ahí se pueden sacar peces de infarto. Un saludo amigo.

    • Hola Jose,
      El Assassin lleva más de unos cuantos róbalos a sus espaldas en otros tantos países, cuando tanta gente se pone de acuerdo, por algo será. No se muy bien si es afán de consumismo o afán por capturar ese “gran pez”. Al fin y al cabo, los compradores de señuelos, entre los que me incluyo, son compradores de sueños. Todos ansiamos vivir ese momento de lucha con un gran pez al otro lado de la linea… y los fabricantes intentan convencerte de que tal o cúal señuelo te acerca más a ese sueño… y es evidente que hay señuelos mejores y peores, que cada uno tiene su lugar y momento… pero lo único que te acerca a los peces es la constancia y la falta de horas de sueño…
      Un abrazo amigo!!

Deja un comentario

Una temporada más y me encuentro en pleno proceso de agrupar información, fotografías y conclusiones. Cerrados los cursos de agua trucheros, si los cauces dejan,
Hace unos días, un compañero me comentaba que, desde su punto de vista, utilizando vinilos, perdía infinidad de picadas por la inexistencia de un anzuelo
80-99-129-140-163. Podría, facilmente, ser un número de teléfono yanki, pero no. Se refiere a las diferentes tallas que componen la gama del archiconocido Shimano Silent

SUCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN