Review Botas Simms G3 Guide

Dicen que en la pesca todo es evolución, y dentro de esta evolución, en lo que a equipamiento se refiere, el mundo de la pesca a mosca y, sobretodo el mundo de la competición, está ferreamente gobernado por la marca Simms. Así, como todo hijo de vecino, cuando comencé a pescar en río y embalse exclusivamente a mosca dos temporadas atrás, busqué lo que todos los que empiezan. Una calidad razonable a un buen precio. Lejos me parece ya el día en el que me equipé con mi primer vadeador transpirable (Vision Ikon), mis primeras botas (Vision Loika) y mi primera caña (Vision Vipu 9,6#3) (Si, parecía un hombre anuncio de la marca…)

En aquel momento me pareció la mejor opción. No quieres gastarte mucho, el equipo tiene buena pinta y, quizás, la obsesión de la pesca a mosca remita en el futuro y dentro de un par de meses te hayas aburrido….nada más lejos de la realidad. Hoy en día, si pienso en ello, no creo que me equivocase. Cómo dije con anterioridad todo en la pesca es evolución, y uno no puede aprender a conducir con un coche automático de 300cv tope gama…por el bien del coche y del propio conductor. Lo ideal, lo natural, lo adecuado y, hasta lo romántico, desde mi punto de vista, es una evolución pareja entre capacidades y equipamiento. Es fácil conducir un deportivo si antes hemos aprendido a conducir un utilitario, no lo es tanto si pretendemos conducir correctamente un deportivo desde el primer día.

Que decir de vadeador y botas…el primero no aguanto ni la temporada completa, comenzando a meter agua en cantidad por las costuras pasados solo un par de meses, las segundas perdieron las suelas a mitad de la primera temporada, completamente despegadas. Sicaflex 11FC mediante, conseguí aguantarlas hasta casi el final de la temporada 2016, momento en el cual les cambie las suelas de fieltro, las “reforcé” y las puese en servicio para seguir usandolas en las salidas de spinning en mar que hago periodicamente. Con la Vipu, si puedo decir que estoy contento y, de hecho, todavía la sigo usando cuando pesco zonas de mucha maleza y accesos complicados. En mi opinión es una caña que te hace mejor pescador. Te obliga a desarrollarte tecnicamente si quieres extirar correctamente un bajo. No es una caña que camufle tus carencias, no te va a ayudar a lanzar, no te va a dar nada…pero al mismo tiempo te está preparando para el momento en el que te sientes delante de un deportivo…y ahí te das cuenta que ha sido la elección adecuada porque, de pronto, lanzar no supone esfuerzo, el bajo se estira a la perfección el 99% de las veces y clavar y pelear un pez sin perdelo es una tarea mucho más sencilla.

IMG_3298[1]

En fin, la entrada va de las Simms G3 Guide, que evidentemente fueron mi elección a finales de la temporada pasada. Probé las  Freestone los ultimos días y ya me parecieron un salto cualitativo enorme con respecto a las Loika, pero, aprovechando una oferta, me lancé de lleno a por las G3, atraido por su fama de ser indestructibles y creo que la elección ha sido adecuada.

  • Fabricadas en piel de ante resistente al agua y neopreno perforado.
  • Tektuff en la zona que rodea al tobillo para incrementar el agarre y la protección de la articulación.
  • Suela en goma EVA de dos densidades diferentes a mayores de la inclusión de una capa TPU de apoyo extra.
  • Refuerzos de protección en goma moldeada que aumentan la durabilidad.
  • Sistema de atado rápido.
  • Peso de 1,82 kg aprox. para una talla 10 (43 EU)
  • Totalmente cosidas con costuras de alta resistencia…

Lo primero que llama la atención cuando las recibes, casi cómo con cualquier producto Simms, es lo cuidado y atractivo del embalaje. Está claro que esta gente está atenta hasta al más último detalle y desde el momento en que tienes la caja en la mano sabes que has adquirido algo diferente a lo que ofrece la mayor parte de las marcas. Al abrir la caja, lo primero en lo que pensé al verlas es en lo bonitas que son, casí da pena pensar en ponertelas en los pies y someterlas al maltrato diario de piedras, barro, monte y río. No obstante, la aficción puede más que la pena, y una vez en el rio te olvidas por completo de estas cosas.

IMG_3302[1]

En cuanto a las sensaciones, evidentemente y sin duda, se trata de unas de las mejores botas de vadeo del mercado. La primera sensación cuando te las calzas por primera vez es que son enoooormes. Cuesta un poco acostumbrarse a la altura de las suelas y al tamaño, lo que hace que pierdas inicialmente sensibilidad en la pisada. Recomiendo ir con cuidado con ellas los primeros días, sobretodo en rios con fondos complicados si no quereis acabar con una buena mojadura.

IMG_3306[1]

Otro aspecto “negativo” en el inicio es que la alta protección de la zona del tobillo hace que en los primeros usos se tenga sensación de rigidez, tal como sucede con las botas altas de montañismo, en las que han inspirado su diseño. Dejando a un lado estos aspectos que, por otra parte se solucionan simplemente dejando pasar el tiempo, (en la tercera salida de pesca la adaptación ya es total) en el rio la sensación es inmejorable. tremendamente ligeras y con una absorción minima de agua, tienen la apariencia de ser lo que se dice de ellas. Indestructibles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s